NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


4 de septiembre de 2011

el grito mudo

Sucede el tiempo como partes alícuotas de un nada. Vives con la inestabilidad de un equilibrista encarándose a su cuerda más alta. Bailas con la incertidumbre, cargas lastres a tus espaldas. Kilos de ellos. Sobrevivir se ha convertido en la forma de vida más fungible que existe. A veces, amar es el único plato de miel y veneno. Y el único camino para no acabar huyendo.



6 comentarios:

samsa dijo...

buena entrada!

Miss Ontherocks dijo...

conforme se acerca el comienzo de curso me siento más identificada con esos lastres de los que hablas. Un beso

V. V. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
V. V. dijo...

Siga practicando. Aunque dude tanto de sí mismo, mejora :)

V. V. dijo...

PD. Menos seleccionar y más publicar, mister.

N Ó M A D A dijo...

A veces. Aunque no es fácil distinguirlo...