NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


13 de abril de 2009

alunizaje

me quitaste mi frustración
como piloto de carreras

viajar por cada carretera de tus medias
coger cada curva de tu cuerpo a más de ciento treinta,
y ser frenado por tu cintura de sesenta

morir estrellado en tus labios
fue la primera de mis metas

1 comentario:

Marina dijo...

creo que si no comentaba aqui reventaba :)