NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


22 de febrero de 2009

payaso

Nacer con un buen puñado de neuronas menos es una catástrofe personal. Peor es si las únicas que tienes, las ahogas en alcohol. Convertirte en un payaso y estar fuera del circo se convierte en un oficio extra en muchas noches con las que te puedas topar. Por todo y por nada siento ganas de sacarte los ojos y juntarlos con las canicas con las que jugabas de pequeño. Roerte las entrañas y fabricar con ellas el más sofisticado puré. Arrancarte la lengua y servirla en el mejor restaurante de Juan Mari Arzak, con salsa de ira, repulsión y rabia, en tu salsa. La muerte no está escrita, pero hoy, casi que me hubiera gustado escribir la tuya.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

dile a tu amigo que sí :)

Nora dijo...

uyy que miedoooo Lucc!!

Abel, creo. dijo...

Lucas=)

Nuria dijo...

A quien odias tanto?

Alleda Vodienova's dijo...

Me mato y te mando de regalo mi craneo, y para cualquiera que se le apetesca entenderme.

(: