NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


9 de enero de 2009

perdóname

Perdóname. Vivo de alquiler en el cuarto anillo de Venus y no siempre llevo el corazón puesto por miedo a que me lo quiten. Podrías buscarlo, cual detective en el peor de sus casos. Desprecintarlo después, pero con cuidado que acaba de nacer. Cambiarnos los nuestros como si de cromos se tratara, y nosotros fuéramos niños empezando a experimentar. Sé que te debo un par de besos; te los cambio por dos caricias y un abrazo. Seguro que salimos ganando ambos. Perdóname. Ando un poco despistado y el santo se me va al cielo -oye santo, saluda a mis abuelos- Soy un poco iluso y me paso mis ratos buscando trozos de cielo que cayeron al suelo. Pero están sucios, manchados. Mamá siempre decía que todo lo que estaba en el suelo era caca. Hazme un favor, quítate la coraza, desnuda tu alma sin pudor, y vístete de mí.

1 comentario:

Jon Jonenjur dijo...

Sin duda llevas la poesia dentro de ti, tienes muchas ideas y emociones que transmitir, eres original. No dejes de trabajar en ello, como todo en la vida, la litertura requiere de orden y disciplina. Animo y enhorabuena. Un cordial saludo, Jon...