NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


22 de enero de 2009

pasajera

Todas las conversaciones de discoteca con la amiga de la guapa son iguales. Hablar con unos labios desmoralizados que piden 70 grados de alcohol y una emoción más fuerte que bajar en ascensor en caso de emergencia. Que todos somos iguales por fuera, no hay más que vernos. Que la belleza es tu cabeza. Apréndelo si algún día estás dispuesta a conocer la felicidad de cerca, que la belleza es pasajera y tú estás aquí de paso.

1 comentario:

Alleda Vodienova's dijo...

Acabo de levantar la mirada a una belleza humana...