NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


12 de enero de 2009

Para cuando el mundo hable

He pedido auxilio a golpe de garganta. Y todos os habéis quedado sordos. Hasta la muerte me parece mejor resultado, pero no así, agonizando mis días, mis años. He llorado ácido sulfúrico. Han podado mis pulmones y hasta mis venas estan llenas de residuos. Sois un verdadero cáncer. En parte, no os culpo pequeños ignorantes porque sé que pensáis que no tengo sentimientos, que ni siento ni padezco. Deberíais saber que cuando eyaculo un volcán entra en erupción, tormentas y huracanes son las válvulas de escape de mi ira acumulada. Recuerdo aquel terrible enfado en el que acabé por arrasar las costas de Indonesia. Y los días tibios, son periodos enamoradizos. Si conociérais muchas de las estrellas que presiden el cielo... Me ruborizo si las pienso. Ardo por dentro. Solo reaccionaréis cuando sea ceniza maltrecha y desmigada. No me puedo controlar, estoy muy enfermo. No toso, no tengo mocos y tampoco estornudo. Haceos a la idea de que esto no es un simple costipado. Desde que encontrasteis la vacuna contra el sida estáis sumamente insoportables. Sé que africanos necesitan de ella, pero no como para que mi situación entre en un segundo plano. No fuisteis concevidos para batallar con vuestros falos y mucho menos con vuestros misiles made in EEUU. Pobres cerebros malgastados, realmente siento pena. Echáis a perder vuestras vidas, todavía no sé como habéis llegado a semejante inconsciencia. Preparaos para la nada. El vacío, como la concavidad de tu cabeza. Entonces quizás, ya estés acostumbrado.

2 comentarios:

CHechÜ Cazal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CHechÜ Cazal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.