NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


28 de enero de 2009

futuro

El tiempo pasa realmente rápido, incluso para aquellos que llevan reloj y se creen capaces de controlarlo. Con el tiempo acabas teniendo conversaciones con el silencio y no te sorprendes de que se quede callado. Cuando desvirgué mi sentido común, se me abrió un abanico de posibilidades como a quien le toca la lotería, por eso no me equivoco al afirmar que la vida tiene demasiados colores como para que te quedes sólo con el rosa. Para ti, mirar al futuro probablemente sea un canto a la esperanza. Para mí, mirar al futuro es asumir una derrota prematura de una batalla que ni siquiera has podido luchar. Que la estupidez humana, con la mía al frente, es capaz de crear murallas ante batallones de felicidad. De mandar un ejército para que fusile amaneceres y de bombardear corazones a golpe de cañón. Todo, por estar envenenado de una miel que no he probado. Que el ser humano es el único que tropieza dos veces con la misma piedra. Yo, no quiero ser humano.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ordenaré tu desorden
sin darte ninguna orden
harás que uno a uno
todos mis impulsos
ganen el pulso del

D E S O R D E N

Alleda Vodienova's dijo...

Tan solo escribiendo eso indica que eres uno.

Alleda Vodienova's dijo...

La vida tiene demasiados colores como para optar por el rosa.
O...Negro..