NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


28 de diciembre de 2008

costillas de acero

No me explico que un pecho tan pequeño pueda albergar un corazón tan grande. Es físicamente imposible. A menos que este roto en pequeños pedazos, asustados y resguardados detrás de las costillas.

1 comentario:

Marina dijo...

Lucas alias Genio Milián