NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


12 de febrero de 2010

Reparador

Cuando pienso en el amor, pienso en un Mozart agonizante, apuntando en su partitura las últimas notas sobre una cama de sábanas color sepia. En la mesilla, junto a nuestra certeza, una vela alumbrando lo que ya nadie quiere ver. Del cielo bajan aplausos y del infierno también. Sueño con tragarme un violín y hacer música ahí dentro. Las paredes del estómago vibran justo con el sonido más agudo. Fuera de aquí, tú. Una mueca sin gracia, un chasquilido hilarante, demoníaca alegoría, telúrica y agreste. Cuando pienso en la vida pienso en algo demasiado dulce como para morir en manos sedentarias. Si pienso en Mozart pienso en un arañazo que arrebata la necrosis a esta vida.

7 comentarios:

Nómada dijo...

Mozart escribiendo su réquiem.
Sí, tienes razón.
A mí también me vibran las paredes del estómago, caja torácica entera y los pelos de punta.
La música...

M. dijo...

welcome back mr.flashback

jesus dijo...

prefiero zarpazos a arañazos. en cualquier caso, mozart lo merece.

Mil Violetas dijo...

cuando pienso en ti, recuerdo a Tim Burton...

Besos

Anna dijo...

El amor y el dolor… tan distanciados en algunas ocasiones y de la mano uno del otro en otras. Ambos nos recuerdan que estamos vivos, algo parecido me provoca Mozart.
Me gusta como narras.

Mil Violetas dijo...

eres asquerosamente prometedor.
Eres el niño de mis ojos.

MARIA FELIZ dijo...

hoy necesitaba leer algo asi, solo hoy, mañana tal vez la musica del amor sea otra o solo silencio