NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


16 de noviembre de 2009

me gusta

Los hombres que lloran. Las mujeres que ríen. Lo sacro y lo profano. Las casualidades y las coincidencias. Una conversación sobre parapsicología una madrugada. El apocalipsis y el existencialismo. Lo improbable. El arte en todas sus disciplinas. Los reencuentros. Repetir las anécdotas con las que disfrutasteis juntos. Las miradas cómplices. No poder parar de reir. La sensación después de haberse leído un buen libro. La inocencia. Dormir con la lluvia golpeando el cristal. Recibir una carta en el buzón. Las personas atípicas. Tú

6 comentarios:

M. dijo...

Me gustan, encantan las enumeraciones de todo lo que da de vivir a cada uno.

nómada dijo...

Me gusta tu entrada. ;-)

Anónimo dijo...

"Una conversación sobre parapsicología una madrugada"

Morella en estado puro

Mili

ÁFRICA dijo...

Me ha gustado encontrarte.

Wendy dijo...

La carta y su contenido, y un abrazo.

Me gusta tu blog, te sigo :)

Anónimo dijo...

casualidad o destino, encontrarte hoy ha sido reconfortante