NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


14 de abril de 2009

.

Ayer soñé que quería volar entre las avenidas de mi ciudad. El deseo era incontenible. Hoy subí a lo más alto de un rascacielos y decidí tomarme la ley de la gravedad a mi manera.
Morí en el intento.

¿Qué pasa, que tú nunca has perseguido un sueño o es que te da miedo estar leyendo a un muerto?

2 comentarios:

el angel de las mil violetas dijo...

demasiadas veces he perseguido sueños. Creo que mi vida se ha caracterizado por eso. Soy una cazadora de sonrisas futuras...Frustrada,eso si. Aunque creo que el dia que deje de soñar, de tener sueños que me despierten por la mañana y muevan mis pies para conseguirlos, habré muerto.

Genial el post. Como siempre!!

Muchos besos.

mge dijo...

Buenísimo el texto, pero le sacaría la pregunta del final.

Es EXCELENTE lo que dice tu perfil.

Saludos!