NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


5 de febrero de 2009

AMORdazado

Me pides que no te bese
porque te encuentras enferma,
cuando yo lo único que busco
es contagiarme de ti.

Me matas a besos
y me resucitas a latidos
cuando empieza a amanecer.

Me susurras que esta noche mueres
y que quieres que te entierre
en el balcón de mis oídos
para después fumarnos el cigarrito de después.

Y este es el sueño que se me repite doctor,
el problema está en que lo sueño, despierto.

4 comentarios:

Nora dijo...

Brillante.

Anónimo dijo...

sin palabras..
pantalla del ordenador

Anónimo dijo...

Tu blog, lo mejor que he leído de alguien tan joven en mucho tiempo. Tu mente, complicadamente atractiva.

el angel de las mil violetas dijo...

uffff touché querido mio, touché!