NO ME LEAS



NO ME LEAS

Así funciona la primera ley fundamental de seducción. Yo te digo que no me leas, y aquí estás. Pero es que si voy a más y te digo que no te interesa nada de lo que te voy a contar, que esto no es para ti y que lo dejes ahora mismo seguirás atado a estas líneas hasta que las acabes. Porque si me haces caso y no lo lees, las dudas te asaltarán (¿y si al final decía algo interesante? ¿y si en realidad era para mi? ¿y si no lo era, qué les dice a los demás?
¿y por qué ha considerado que no era para mi?) y serán mucho más difíciles de soportar que el tiempo que tardarás en leerme.


Risto Mejide


3 de enero de 2009

normal

María yace en el suelo amedrentada. Desangrada y desvirgada por un drogado Saúl. Al menos éste, durante 20 minutos no pensó en la droga. Edgar sufrió abusos sexuales dentro de la tienda de chucherías de Carlos. Al menos Edgar tiene golosinas gratis. Roberto se ha empeñado en dejar el cuerpo de Sofía lleno de moretones. Al menos Sofía ya no se preocupará por sus puntos negros. Franco trafica con niños Somalíes. Al menos sabes que comerán una vez a la semana. Toño malversa fondos ajenos. Al menos podrá llegar a fin de mes. No siempre hay que mirar el lado positivo de las cosas. La vecina del quinto habla al micrófono de antena tres y entre lágrimas señala, que Saúl. Carlos. Roberto. Franco. Y Toño eran personas normales. ¿Qué es para usted normal? Para mi no es normal estar escribiendo esto pasadas las 6 de la mañana. La madrugada se acaba. Buenas noches.

2 comentarios:

pao dijo...

al menos lucas no tendrá dolores de cabeza.

Ruben Ortega dijo...

amé el texto, me encanto como escribes, que envidiaa :D! cuidate un abrazoo